≡ Menu

El equipo perfecto

La construcción de un equipo armónico y comprometido es un reto para los empleadores. Ellos, deben crear un lugar donde los trabajadores nos sintamos motivados para ejecutar las tareas que nos encomienden. Al menos, eso es lo que deseamos la gran mayoría.

Pero ¿qué características deben tener los futuros miembros del equipo y cómo afectan estas características a su funcionamiento?.

Desde mi punto de vista, en la experiencia, las habilidades blandas y ” la variedad de personajes”está la clave del éxito.

Sin embargo, a menudo veo que los reclutadores ponen demasiado énfasis en aspectos como la educación y la experiencia . Siendo las habilidades blandas y rasgos sociales del candidato relegados a segundo plano. Sobre todo en la pyme, donde generalmente es el jefe de área es quien contrata.

Si bien considero la experiencia un factor muy importante, a menudo esta depende de la posición, el tamaño de la organización, o incluso el sector en que está operando la empresa.

En ciertas situaciones, las habilidades sociales ponderan más que la experiencia.

A continuación describiré a diferentes tipos de cualidades en los trabajadores con los cuales he compartido, algunos poseían mas de dos cualidades.

Vale la pena prestarle atención a la hora de formar un equipo de trabajo.

1. Iniciador

El Iniciador es un trabajador valioso debido a su gran deseo de trabajar. Por lo general, hacen mucho más de lo que se espera de ellos. No sólo realizan las tareas asignadas, sino que también crea sus propios proyectos y ofrece nuevas soluciones.

Los iniciadores son confiados y no tiene miedo de dar el primer paso. No son los mejores y más talentosos, pero siempre están dispuestos a asumir el riesgo.

2. Optimista

Ese colega optimista tiene ese don de extender la energía positiva en los demás miembros del equipo. En tiempos de crisis, estas personas mantienen la calma y  las emociones negativas por fuera.

Con su buen humor, son los especialistas en añadir alegría. Vale la pena trabajar con personas así, porque son grandes motivadores y ayudan a mantener la moral en el equipo.

3. Los orientados a los objetivos

Este es el famoso cliché que aparece en los perfiles de linkedin ;). Es el típico colega altamente motivado para alcanzar los objetivos y que trabaja para el beneficio de todos, invierte una gran cantidad de energía para cumplir con las tareas asignadas.

Se compromete a nuevos desafíos y trabaja duro para cumplir con ellos. Es extremadamente ambicioso.

Si nos asignan tareas compartidas, podemos estar seguros de que hará todo lo posible para ejecutarlas en su plenitud y en los tiempos estimados.

4. Apasionado

El anhelo de todo jefe y/o empresario es un trabajador 100% involucrado, dedicado y que ame lo que hace. Estas personas ponen su corazón en el ejercicio de sus funciones.

Para ellos, el trabajo no es más que una manera de hacer dinero.

Si los miembros del equipo se muestran entusiastas, puede ser un empleado dedicado durante muchos años.

5. Creativo

Los maestros de la creatividad tienen un centenar de ideas por minuto. Aman el pensamiento innovador. Aunque a menudo saltan de un proyecto a otro y se aburren pronto, son visionarios y encuentran una solución para cada problema.

Si algo se le cruza, es difícil detenerlo. He visto como algunos colegas con estas características han contribuido al éxito de varios proyectos.

Se les reconoce por mantener una libreta en el bolsillo para guardar ideas.

6. Estratega

Este tipo de empleado trabaja siempre de acuerdo con el plan predeterminado. Es un maestro de la organización y siempre persigue sus objetivos.

Sabe lo que quiere y cómo lograrlo a través de una estrategia desarrollada cuidadosamente. Gracias a estos “estrategas”, sus colegas pueden entender rápidamente los conceptos y planes complejos, por lo que es más fácil alcanzar resultados óptimos.

7. Los líderes

Los líderes son indispensables cuando se trata de gestión de equipos y división de responsabilidades.

Cuando existe una expansión considerable de la compañía, y los empleadores no son capaces de gestionar el creciente número y variedad de proyectos, requieren delegar tareas. Aquí comienzan a tomar una importancia vital.

8. Comprensión

Con habilidad reconocen los “puntos calientes” y están buscando una solución eficaz a las diferencias entre los miembros del equipo.

Son moderadores y buscan compromisos. Cuando los clientes necesitan ayuda, lo más probable es que estén hablando con estos trabajadores.

Su fuerte es aprender, potenciar el pensamiento racional y una actitud positiva. A menudo, son personas con un gran sentido del humor, y lo utilizan para descargar la atmósfera.

9. Un buen amigo

Este es el compañero de trabajo que todos queremos, sin excepción. Es alegre, siempre de buen humor, le gusta escuchar a los demás y siempre nos proporciona asesoramiento y asistencia. El “Buen amigo”, siempre debe ser parte de un equipo de trabajo, ya que su presencia afecta positivamente la atmósfera en el trabajo y ayuda a construir un buen equipo.

10. Ágil

La agilidad es una característica importante que debemos desarrollar los trabajadores, especialmente en una pequeña empresa. En lugar de centrarse en perfeccionar una habilidad, este tipo de personas no tienen ningún problema en asumir tareas adicionales, aunque no sean de su competencia.

En pequeñas empresas pueden ejecutar una amplia variedad de actividades.

Con estas personas multitareas en un equipo, no hay ningún problema con reemplazar a un colega en caso de vacaciones…o despido.

El equipo perfecto
4.5 (90%) 8 votes