≡ Menu

¿Por qué necesitas hacer pronósticos?

Conseguir un buen pronóstico es como tener una respuesta tecnológica a una bola de cristal.

En lugar de dar una imagen borrosa del futuro, y con una clara comprensión del pasado, sobre la base de la calidad de datos duros, para utilizarlos en temporadas futuras, promociones y lanzamientos de productos.

Un pronóstico de calidad tiene un impacto directo en el nivel de servicio a los clientes y en la rentabilidad de la empresa.

La anticipación es parte de la planificación de ventas cualitativa, y crea una base sólida para las ventas rentables.
El pronóstico es mucho más fácil de lo que piensas.

La pregunta no es “¿podemos darnos el lujo de invertir en previsión” pero “podemos darnos el lujo de no hacerlo?”.

Un pronóstico preciso de la demanda ayuda a mejorar el servicio al cliente, aumentar las ventas y reducir los costos.

Por lo tanto, eliminar esta falta certeza acerca de la demanda sigue siendo hoy en día un factor prioritario dentro de la cadena de suministro.

Mediante el análisis de los datos de demanda históricos e información de mercado, una técnica apropiada de pronósticos te ayudaran a determinar lo que sucederá y cómo esto puede beneficiarte.

Los pronósticos deben ser tratados como base primordial para la toma de decisiones. Una empresa no puede darse el lujo de esperar hasta “que algo suceda”, debe estar preparada desde ya para ese “algo”

En este contexto, los pronóstico son el punto de partida para las siguientes actividades:

  • Requisitos de capacidad: Aquí determinas el cómo va a operar tu empresa con la mezcla de mano obra, maquinaria y equipos dentro de ella.
  • Planificación de la producción: La decisión sobre qué cantidad de cada producto se fabricará y las fechas para su producción.
  • Materia prima: La decisión sobre qué comprar, la cantidad y el momento exacto para hacerlo.
  • Personal: Decidir cuántas personas son necesarias para operar en forma óptima. Sus habilidades y necesidades de formación.
  • Las campañas de marketing: El mejor momento para lanzar un nuevo producto para que naturalmente, sustituya a uno ya existente.
  • Presupuesto: Para determinar de las necesidades de financiamiento de las operaciones.
  • Tecnología: Para determinar qué cambios en los procesos y productos se verán afectados por los cambios en la tecnología.

Algunas consideraciones

Si haces una previsión pesimista, es decir, si fabrico menos de lo que pueda vender, entonces tendré quiebres de stock y “molestaré” a mis clientes, lo que conlleva  al uso de horas extras o la subcontratación para satisfacer la demanda.

Si eres demasiado optimista puede salirte caro. Con altos niveles de inventarios corres el riesgo de obsolescencia, o retrasar otras operaciones antes de consumirlos.

¿Por qué necesitas hacer pronósticos?
3.85 (76.92%) 13 votes