¿Equilibrio trabajo vida?

¿Cómo lograr una buena relación entre nuestreo trabajo y la vida personal?. El concepto de equilibrio trabajo-vida parece polarizar las opiniones en la sociedad moderna. 

Algunos argumentan que lograr una relación positiva entre el trabajo y la vida personal, es clave para una existencia feliz y productiva, mientras que otros creen que este concepto no tiene sentido hoy en día.

En el mundo de los teléfonos inteligentes que suenan constantemente, y donde trabajar en proyectos en la nube desde cualquier lugar de la tierra no tiene complicación alguna, establecer un límite claro cuando estamos en el trabajo y cuando dedicamos tiempo a la vida privada se está volviendo cada vez más difícil.

Además, el desarrollo profesional a menudo se asocia con la necesidad de trabajar fuera del horario laboral y resolver problemas difíciles y complejos.

Es notable la carrera que ha tenido el término “equilibrio trabajo-vida” en los últimos 20 años. La creación de este concepto se formó por primera vez a mediados de la década de 1980 en un entorno expresamente científico. Fue sólo a fines de la década de 1990 que el “equilibrio trabajo-vida” se convirtió cada vez más en un término popular.

A partir de ahí, las cosas fueron cuesta arriba. Con la nueva economía, el término experimentó una verdadera exageración que continúa hasta nuestros días. En los medios de comunicación, el “equilibrio trabajo-vida” es ahora un favorito permanente, y han surgido una amplia gama de servicios y negocios en torno en torno a este concepto.

Sigue leyendo¿Equilibrio trabajo vida?

Anti-biblioteca: ¿Por qué los libros no leídos son más importantes que lo que sabemos?

Para obtener reconocimiento debemos “golpear” a las personas con conocimiento, así lo ha requerido la sociedad occidental durante siglos. Si admitimos nuestra propia falibilidad, rara vez recibimos la aprobación de los demás.

A veces, lo más honesto es decir “no sé”, pero esto puede considerarse como incompetencia. Sin embargo, admitir la ignorancia es lo mejor que podemos hacer. Pretender que sabemos algo mejor de lo que realmente es, es una receta simple para tener y fabricar problemas.

Todos soñamos con ser expertos en algún campo. Sin embargo, falta un punto importante. El conocimiento tiene un efecto secundario sorprendente: aumenta demasiado la confianza en uno mismo y esto puede ser fatal.

A menudo, olvidamos lo poco que sabemos. Por eso necesitamos algo que nos recuerde regularmente nuestra ignorancia.

En el libro “Cisne negro”, Nassim Taleb plantea un tema muy importante, nuestra relación con el (des) conocimiento:

El escritor Umberto Eco pertenece a una pequeña clase de científicos con conocimiento enciclopédico, una mente inquisitiva y con algo interesante que decir. Posee una rica biblioteca (que contiene treinta mil libros), y divide a sus invitados en dos categorías: los que responden cuando gritan: “¡Guau! Signore professore dottore Eco, ¡qué gran biblioteca! ¿Cuántos de estos libros has leído? ”Y otros, una minoría muy pequeña, que entienden que una biblioteca privada no pretende hacer cosquillas a la vanidad del propietario, sino que es una herramienta de investigación.

Los libros leídos son mucho menos valiosos que los libros no leídos. En dicha biblioteca debe haber tanto conocimiento que aún no tiene, y que su situación financiera le permite poner allí.

A medida que envejezca, acumulará más conocimiento y más libros, y el creciente número de estanterías no leídas será una conciencia culpable. Así es como funciona, cuanto más sepa, más filas de libros no leídos tendrá en la biblioteca. Llamemos a esta colección de libros no leídos una anti-biblioteca.

Y agrega:

Por lo general, tratamos nuestros conocimientos como propiedad privada, que debemos proteger y resguardar. Es un adorno que nos permite subir la escalera de la carrera. Por lo tanto, esta tendencia a comprometer la sensibilidad de la biblioteca de Eco al centrarse en lo que se conoce, es un error humano universal que se extiende a nuestras operaciones mentales. La gente no hace alarde de anti-currículums. No anuncian lo que no han estudiado o experimentado, pero sería bueno si lo hicieran. No solo debemos poner la lógica de la biblioteca en nuestras mentes; También trabajaremos para poner el conocimiento en nuestras mentes.

La biblioteca privada pretende ser una herramienta de investigación, no una colección de libros leídos que eleven el ego del propietario. La colección de libros para el hogar deberá estar diseñada para almacenar conocimientos que pueden ayudarnos en el futuro. La parte más valiosa de la biblioteca son los libros no leídos.

Estos libros no leídos serán un recordatorio de todo lo que no sabemos, y al mismo tiempo, nos inspirarán a seguir aprendiendo.

Esta práctica cumplirá con tres propósitos:

  1. Será un indicador de nuestra ignorancia. Con los años, nuestro conocimiento se enriquece y desarrollamos potencial mental. Por ello, recopilar montones de libros no leídos nos recordarán lo poco que sabemos.
  2. Será una inspiración. Los estantes de libros no leídos nos ayudarán a despertar la curiosidad sobre el mundo, fomentando la adquisición de nuevos conocimientos.
  3. Permitirá la exposición a aleatoriedad positiva. Nunca se sabe qué libro llamará nuestra atención. Mirando en posiciones desconocidas de nuestra biblioteca despertará nuestra curiosidad.

Sigue leyendoAnti-biblioteca: ¿Por qué los libros no leídos son más importantes que lo que sabemos?

Decir no a un potencial cliente

Escribiré unos cuantos consejos para quienes se dedican a la consultoría, y en general, para todos los profesionales independientes que ofrecen servicios y tengan dudas sobre algún potencial cliente.

Y aunque es mejor tener clientes que no tenerlos, hay muchos casos donde tiene más sentido no hacer negocios con empresas o personas en particular.

Veamos:

6 instancias para “decir no” a un potencial cliente:

1.No puedes cumplir con el calendario o plazo solicitado: En el caso que no puedas cumplir con el plazo que tu cliente solicita, es mejor dar negativa a la solicitud, de lo contrario, quedarás como un irresponsable y puede afectar tu negocio y reputación.

2. Has tenido dificultades para satisfacer las necesidades del cliente en el pasado: Si el cliente es difícil y pide mil revisiones y no está dispuesto a pagar más por ellas, es mejor decir no.

3. Tu formación profesional no sintoniza con la imagen o estándares éticos de la empresa o la persona.

4. Sabes que no serás capaz de entregar el nivel de calidad que exige el cliente: Es posible que pidan muchas características a tu servicio y no podrás entregarlos. Si no está a tu alcance, dar paso a un costado.

5. El potencial cliente tiene un historial y fama de pago lento o definitivamente no paga: este punto no tiene mayor explicación.

6. Tus amigos o contactos te han advertido sobre esa persona u empresa: Antes, perdí varios trabajos debido a requerimientos que faltaban a la probidad. La verdad, es que fue muy decepcionante haber pasado por este tipo de situación, más aún, cuando ya había invertido tiempo y recursos en el proyecto.

La lección que debemos aprender es que cuando las voces de otros hablan sobre malas experiencias, consideremos si realmente vale la pena tomar el riesgo de aceptar el negocio.mTal vez mi experiencia es la excepción, pero imagino que no quieres tener problemas, ni menos perder tiempo y recursos como fue en mi caso.

Por supuesto, hay que tener el tino suficiente para “decir no” y no dejar orgullos ni sentimientos heridos.

¿Cómo rechazar un trabajo sin quedar como un pedante?

1. Dile que en estos momentos no estás tomando nuevos clientes, y entrégale nombres de otras empresas u profesionales que pueden estar disponibles para ayudarle.
2. Dale una cotización con un precio muy superior a lo que cobras con normalidad. Si deciden que es muy caro, no sigas adelante ni ofrezcas descuentos. Si aceptan el dinero adicional, toma el negocio pero bajo tus condiciones de pago.
3. Explícale que sus requerimientos no es tu especialidad y recomienda otras empresas u profesionales que pueden satisfacer sus necesidades.

Esta ha sido mi experiencia personal, por lo tanto, no es recomendable buscar causalidad con la experiencia de uno. Sin embargo, y si estás en la misma situación, estos consejos pueden ser útiles para tomar una buena decisión.

error: Alert: Contenido protegido !!