Cómo escribir bien : una guía clásica para crear textos de no ficción | Resumen y notas

William Knowlton Zinsser fue un escritor, crítico literario y profesor estadounidense. Inició su carrera como periodista en el New York Herald Tribune , donde trabajó como escritor de largometrajes, editor de drama, crítico de cine y escritor editorial. Fue colaborador de revistas líderes durante mucho tiempo.

En On Writing Well, nos enseña a que un escritor debe entretener, que los artículos que entretienen son recordados por el lector, y que la próxima vez, este mismo lector buscará tu artículo  donde quiera te haya leído.

El señala, que el 90% de tu victoria es la habilidad en el manejo de las palabras. Para ello, el talento natural, el gusto, el sentido del ritmo y las palabras serán de gran ayuda.

En un libro que hizo bastante sentido a mi diario vivir, principalmente porque no soy muy bueno escribiendo, pero me ha dado matices para mejorar mi escritura.

Objetivos del libro

• dominar todas las complejidades de la habilidad literaria, claramente delineadas por el uno de los autores más destacados en este campo;

• comienza a escribir cualquier texto para que el público objetivo lea exactamente el significado que tu introduces, y reciba placer y beneficio de la lectura;

• aprender a cómo superar la tiranía del producto final y disfrute del proceso de escritura en sí.

Parte I. Principios

Interacción

La principal ocupación de un escritor profesional de no ficción es trabajar en un texto. Escribir es un oficio. Una persona que no escribe por falta de inspiración se escapa de su trabajo y no puede ganarse la vida. Los escritores son trabajadores solitarios. Rara vez se ven con colegas y nunca giran en círculos literarios-bohemios.

Cada escritor tiene su propio método de trabajo, pero todos ellos transfieren parte de sí mismos al papel. La personalidad que ha surgido en el papel es mucho más limitada que la que sostiene la pluma. El lector debe encontrar una persona real detrás de esta restricción y interesarse en él. Es en esta interacción que se conserva la buena literatura de no ficción.

Simplicidad

Nuestro discurso está saturado de velocidad innecesaria. Nos parece: si la frase es simple, algo está mal con ella.

Para escribir bien, necesitas aprender a simplificar cada frase. Las palabras largas, los adverbios, la tracción a tiempo parcial, las construcciones pasivas ensucian el texto y evitan su comprensión.

Por la atención del lector hay que luchar. Una persona que se ve obligada a leer un texto como a través de una jungla pronto se cansará de esta actividad. La mayoría de las veces esto se debe a la negligencia de un escritor que mal compuso una frase o usó incorrectamente una palabra.

Al componer una oración, un escritor debe preguntarse constantemente: “¿Qué quiero decir?”. A veces una frase clara no sale de la tercera vez. Recuerda esto y no desesperes.

Basura

La calidad de la escritura es directamente proporcional al número de pequeñas cosas dañinas que el autor logró eliminar, por lo que debe seguir cada palabra.

Los términos “opinión personal” o “amigo personal”, la palabra “personal” es claramente superflua.

No use palabras largas o de moda, ya que pueden ahogar su texto. Para borrar lo escrito, encierre las palabras y los extractos que no hacen un trabajo útil entre paréntesis. Inmediatamente entenderás lo que necesita ser eliminado.

Estilo

El escritor debe ser reconocible y, por lo tanto, desarrollar una identidad corporativa.

Después de borrar el texto, algunos comienzan a decorarlo; busque epítetos y comparaciones pegadizas. A primera vista, dicho texto se ve bien, pero luego comienza a parecer poco natural. Puede trabajar su estilo de una sola manera: permaneciendo usted mismo.

El texto se ve más natural, escrito en primera persona. Sin embargo, este estilo no se ajusta a todos los géneros.

No te escondas detrás de los pronombres fangosos, sostenga firmemente sus opiniones y su personalidad se notará.

Audiencia

No intentes complacer al editor o al “público amplio”, escribe lo que quieras. Inserta chistes en el texto, sin temor a que alguien no los entienda. Si te gustan estos chistes, definitivamente complacerán a alguien más.

La habilidad sirve para mantener la atención del lector. Pero entonces necesitas complacerlo, solo entonces el lector será tuyo. Un escritor no solo debe ser competente en técnicas técnicas, sino que también debe abordar el oficio de escritura como un acto creativo.

Sé fiel a ti mismo, y con el tiempo, tu estilo estará libre de escombros y niebla, se emitirá y perfeccionará.

Palabras

El estilo de cualquier autor puede matar la jerga periodística, una mezcla de palabras baratas y con patrones. La presencia de tal jerga distingue al trabajador literario del escritor real. La jerga consiste en palabras y expresiones como “grande”, “inmortal”, “se encontró con una bala”, “luchó solo”, “corrupción total”, “nido de avispa perturbado”. El lector reconoce inmediatamente este hack periodístico y deja de leer.

Evita esto por todos los medios. Elige palabras raras e inusuales. Más a menudo revolver en los diccionarios. El diccionario de sinónimos será especialmente útil.

Observa cómo suenan las frases que compones. Una persona escucha cada frase con su oído interno, por lo tanto, el ritmo y la aliteración son muy importantes.

Las palabras son sus únicas herramientas, utilícelas con habilidad e inventiva. Y recuerda: alguien invisible siempre te escucha.

Parte II. Métodos

La unidad

El núcleo de una buena letra es la unidad, que no permite que los pensamientos del lector se dispersen.

¿Cómo lograrlo?

Elija un pronombre: decida de qué persona va a escribir. Asegure la unidad del tiempo: elija el tiempo de los verbos con los que se sienta cómodo para escribir. Conservar la unidad de tono en el texto. Elija un tono informal, amistoso o formal y nunca los mezcle.

Empezando, pregúntate a ti mismo:

  • ¿Qué papel jugaré frente al lector? (Reportero, proveedor de información, persona común).
  • ¿Qué estilo voy a elegir? (Periodista impersonal amigable u oficial).
  • ¿Cuál será mi posición? (Indiferencia, desapego, condena, ironía, buen humor).
  • ¿Hasta dónde cubro el tema?
  • ¿Cuál es mi tesis principal?

Recuerda que ni siquiera se puede cubrir completamente el tema más restringido: el resultado final de hoy inevitablemente se convertirá en un mañana intermedio.

Sólo hay una tesis, el pensamiento fundamental, en una obra. Decida qué idea quiere transmitir al lector, y esto determinará el tono del libro y la opinión del autor.

A menudo sucede que las decisiones que tomas son incorrectas, y el hilo de la historia te lleva en una dirección completamente diferente. No seas esclavo de un plan predeterminado y muévete donde el alma está llamando.

Principio y final

La parte más importante del artículo es el comienzo. El propósito del principio es uno: interesar.

Use un pensamiento original, una elegante paradoja, una broma o simplemente comience a contar una historia interesante. El lector debe comprender de inmediato de qué trata su artículo y si vale la pena leerlo. Aumente la tensión de un párrafo a otro. Haga que el final de cada párrafo sea nítido e inesperado, de modo que el lector quiera pasar al siguiente.

No menos importante es el final del artículo. No lo demores, resume lo que se dijo antes. El final perfecto debería sorprender levemente a los lectores con su sorpresa, pero debería verse absolutamente correcto.

Si ha expuesto todos los hechos y ha transmitido la idea, simplemente póngala en alto. Para el final puede ser útil una frase aguda que sorprenderá al lector.

Un poco de todo.

Este capítulo consta de pequeñas precauciones que el autor ha recopilado “bajo un límite”.

Verbos

Evita la voz pasiva. El texto, relleno de construcciones pasivas, cansa al lector. Recuerda: cuanto más corto mejor.

Usa verbos activos que le den al texto la cabecera y el dinamismo. No use expresiones evasivas, como “el presidente de la compañía ha liberado su puesto”. Dígame exactamente lo que hizo, renunció, se retiró o voló en desgracia.

Adverbios, adjetivos y especificadores.

A menudo los adverbios – un lastre innecesario-. Se unen a una palabra que tiene el mismo significado y ensucian la frase: “grita fuerte”, “muerde la bala con fuerza”, “agotadoramente aburrido”, “ligeramente espartano”, “completamente aturdido”.

El adjetivo también debe ser tratado con precaución, de lo contrario su texto será demasiado florido y exuberante. Usa adjetivos cuando no puedas prescindir de ellos.

No utilice palabras que concreten sus pensamientos y sentimientos: “ligeramente”, “un poco”, “me gusta”, “bonito”, “muy”, “muy”, “también”, “decentemente”, “en cierto sentido”. Diluyen la frase, la hacen poco convincente.

Puntuación

Un escritor novato puede confundirse en una larga frase. La mejor manera de salir de esta situación es poner un punto final en medio de una oración y dividirla en dos partes. El texto compuesto de frases cortas y amplias es más fácil de leer.

El signo de exclamación se utiliza para enfatizar la severidad de la frase. No debes ponerlo con demasiada frecuencia y marcar sus chistes con ellos.

El punto y coma le permite agregar a la primera parte de la frase un pensamiento más conectado con él. En este signo, el lector hace una breve pausa, así que úselo con cuidado para no ralentizar el texto.

Un guión refuerza una conclusión o generalización, y dos guiones resaltan un pensamiento adicional insertado en medio de una frase. Este signo empuja, acelera el texto.

El colon proporciona una pausa antes de una lista larga.

Palabras pivotantes y sustantivos que expresan conceptos.

Palabras y expresiones como “pero”, “y sin embargo”, “sin embargo”, “opuesto”, “por lo tanto”, “de esta manera”, “junto con esto”, “así que”, “más”, “hoy” , “Por lo tanto” advierte al lector acerca de cambiar su posición lógica. Olvídese de que una oración no se puede comenzar con “pero”: esta palabra de contraste prepara al lector para el cambio.

Nombres que expresan nociones vagas: “reacción”, “cinismo”, “respuesta”, “hostilidad”: eliminan el texto. En las oraciones donde están presentes, no hay actores, lo que significa que no hay vida.

Cadenas de sustantivos, exageración y autenticidad.

A menudo hay frases con sustantivo guirnaldas. Cada una de estas guirnaldas puede reemplazarse con una palabra, lo mejor de todo con un verbo, y para guardar el texto del balasto.

Exageraciones – bombas con humor grosero. No estropee su texto. Pero la credibilidad para el escritor de no ficción es una cosa necesaria. No permita que el lector se enganche en un engaño, de lo contrario perderá su confianza para siempre.

Método radical y párrafos.

A veces hay frases que no se pueden reconstruir. Simplemente tirar una pieza mala de ella solo mejorará el texto.

Haga el artículo más legible y párrafos cortos, porque el texto sólido solo atemoriza al lector. La longitud óptima del párrafo es de 2-3 oraciones. Cada párrafo es un todo separado, unido en significado y estructura.

Parte III. Géneros

La no ficción como literatura.

Entre los libros que se publican hoy, hay cada vez más no ficción. La gente no quiere leer historias de ficción, sino la verdad sobre la vida que les rodea.

La mayoría de los escritores de no ficción famosos salieron del periodismo. Los escritores modernos de no ficción no solo saben cómo expresar claramente los hechos, sino que también escriben bellamente.

Si una persona quiere aprender a escribir y trabajar con el texto, es mejor para él comenzar no por una novela, sino por artículos.

Cómo escribir sobre la gente.

Para tener una buena entrevista, debe poder hablar con su interlocutor. Sus palabras siempre serán mejores que las tuyas, porque revelan su esencia. La vivacidad de sus escritos será directamente proporcional al número de citas que puede insertar en ellos.

Encuentre a una persona interesante con un discurso figurativo, prepare una lista de preguntas y escriba todo lo que le diga. Toda la conversación no entrará en el artículo, pero es importante que no se pierda una buena frase.

Al compilar un artículo sobre los resultados de la entrevista, puede eliminar toda la basura de la conversación o cambiar las frases en algunos lugares. Debe resaltar lo principal, sin distorsionar la posición de su interlocutor.

Cómo escribir sobre lugares

Cada una, incluso la localidad ordinaria tiene su propia peculiaridad. Encuéntralo y comienza tu artículo con él. Y luego incorpore a las personas que viven en esta área, porque lo más interesante para el lector es la gente.

Elija con cuidado las palabras, especialmente los adjetivos, para no caer en el estilo azucarado-romántico. Escribe de manera vívida, interesante y al punto, sin ningún epíteto adicional.

Cómo escribir sobre ti

La autobiografía cubre toda la vida de una persona y la resume, y sus memorias se asemejan a una instantánea de un momento significativo para el autor de la vida. Intenta transmitir la atmósfera de esa época. Esto le ayudará a describir los sentimientos y detalles: sonidos, olores, nombres, canciones. Y por supuesto, la gente que te rodeaba entonces.

Pero no caiga en la “escritura descuidada”, no escriba todo lo que se le ocurra, trate de separar los conceptos de “ego” y “egoísmo”. Usa un buen lenguaje, porque escribes sobre ti mismo y para ti mismo, combina los eventos de tu vida en un todo armonioso y dinámico.

Ciencia y tecnología

La no ficción popular de la ciencia se basa en la lógica y se asemeja a una pirámide invertida. La parte superior de esta pirámide es un hecho fundamental del cual se extraen conclusiones, y la pirámide se está expandiendo.

Lógicamente, justifique cada etapa de su historia, no debe haber “puntos blancos”. Y no abuses de los términos. Su texto debe ser entendido por una persona común que durante mucho tiempo olvidó lo que le enseñaron en las clases de física. Si se necesitan términos, explique su significado en el texto.

Este género te enseñará a pensar con claridad y con claridad construir el texto.

Documentos comerciales

Todos los documentos comerciales están llenos de papelería.

Aprende a escribir tus informes en lenguaje normal. Deben reflejar su personalidad, y el jefe debe comprender qué mejoras innovadoras ha desarrollado.

El deporte

Casi todos los comentaristas deportivos usan un lenguaje especial, saturado hasta el límite con la jerga deportiva. Leemos artículos similares para descubrir el resultado de la competencia, pero no por placer.

¿Cómo escribir una reseña deportiva interesante?

  • Evitar expresiones estampadas.
  • Busque nuevas palabras descubiertas.
  • No te olvides del lenguaje simple, bueno y corto.
  • No satures tu artículo con números innecesarios.
  • Escribir sobre las personas.

Cómo escribir sobre arte

Las personas que escriben sobre arte se dividen en críticos y críticos. El crítico habla sobre nuevas películas o libros, y tú decides si merecen tu atención. El crítico revela el significado de la novela o performance, los evalúa en base a la historia del género.

Para aquellos que deciden escribir sobre arte, hay varias reglas.

  1. Ama tu campo de actividad. El lector debe sentir lo sensible que eres a la literatura o al arte teatral.
  2. No divulgue los detalles de la trama. Después de leer su artículo, el lector debe decidir si quiere saber el final de la historia.
  3. Use detalles específicos en las revisiones para evitar palabras comunes e insignificantes.
  4. No utilice epítetos entusiastas, exprese su opinión de manera clara y precisa.

El humor

Si estás tratando de escribir obras humorísticas, entonces casi todo lo que haces es serio. A veces, el humor es la única forma de decir algo importante o de ver de manera diferente un fenómeno que se ha convertido en algo común.

Aquí también hay reglas:

  • No inventes nombres “divertidos”.
  • No repitas el mismo chiste varias veces.
  • No tenga miedo de decir cosas desagradables a las autoridades.
  • Busca la diversión en la vida cotidiana.
  • No te duermas con bromas al lector, mejor sorpréndelo con una, pero con una nitidez inesperada.
  • Una broma no tiene que tener un significado profundo. El absurdo puro también es a veces hermoso.
  • No trates de explicar tus propios chistes.

Ya sea una sátira, una parodia o un feuilleton, el humor no solo entretiene, sino que hace que una persona sea libre.

Parte IV. Actitud

El sonido de tu voz

No intentes adaptarte al estilo de publicación o al género de no ficción. Escribe sobre todo, pero solo en tu estilo. El lector debe distinguir su trabajo de otros cientos, reconocer el sonido de su voz.

Evitar la negligencia, la condescendencia y los lugares comunes. Algunos escritores pueden comunicarse con el lector como con un amigo cercano. Pero un autor incompetente puede hacerlo de manera descuidada, vulgar e incluso insultante, con sellos y una jerga barata.

Use su buen gusto y no tenga miedo de imitar a otros escritores: con el tiempo su estilo único nacerá de esto.

Placer, miedo y confianza.

Escribir es una ocupación solitaria. La monotonía y la rutina no penetraron en tu artículo, escríbelo con mucho gusto. Su artículo estará imbuido de este sentimiento y se lo transmitirá a los lectores.

El lector debe sentir que el escritor es bueno, incluso si se siente mal. Aprende a desconectarte de tus problemas y entrégate completamente al trabajo.

Muchos autores de no ficción tienen miedo de una hoja de papel en blanco. Para superarlo, solo necesitas empezar a escribir. El interés en el tema y la precisión de la presentación ayudarán a superar el temor a las obligaciones asumidas, antes del fracaso.

Tiranía del producto final.

Algunos escritores, que aún no han comenzado a escribir, ya ven su artículo impreso. Esto hace que sea difícil elegir un estilo, forma y tono cómodos.

No intente adaptarse a alguien, no piense en la tarifa por adelantado, no aspire a la “cinta de acabado”, dejando un texto descuidado. Artículo o un libro bien escrito, asegúrese de comprar.

Soluciones de escritura

Al crear un artículo o un libro, el autor toma una serie de decisiones. Las decisiones son grandes: en qué género, estilo, rostro y tiempo para escribir. Y los pequeños, que palabra o habla se usan para usar en una oración en particular.

No basta con poder componer frases hermosas y melódicas, hay que aprender a vincularlas correctamente. La secuencia de frases debe ser lógica para que la tensión de la historia crezca y lleve al lector de un párrafo a otro. Cada paso siguiente debe parecer inevitable.

Cómo escribir una historia familiar

Al crear un libro sobre la familia, no solo escribe sobre usted, sino también sobre sus familiares. Si decides perpetuar la historia de tu familia, escribe la verdad, no tengas miedo de lastimar a tu hermana o prima. Mantenga el buen gusto, el sentido de la proporción y no tire mucha ropa sucia sobre sus lectores y familiares.

Si la historia familiar es demasiado extensa, limítese a una rama del género y deje la otra para el próximo libro. Y no es en absoluto necesario “exprimir” en la narración de numerosos primos y primos. Siéntete contento con las pequeñas cosas, usa solo los momentos más brillantes de la historia familiar en tu libro.

No planees una epopeya fundamental. Solo escribe tus recuerdos, y luego combínalos en uno.

Escribe lo mejor que puedas

Un escritor debe entretener. Los artículos que entretienen son recordados por el lector, y la próxima vez buscará tu artículo donde quiera que te haya leído.

El 90% de tu victoria es la habilidad de manejar palabras. El talento natural, el gusto, el sentido del ritmo y las palabras serán de gran ayuda. Pero lo principal es un sentido de rivalidad. Si desea convertirse en un verdadero escritor de no ficción, escriba lo mejor de todo y proteja su trabajo de editores incompetentes.

error: Alert: Contenido protegido !!