¿Qué tipo de música es la más adecuada para mejorar la concentración?

¿Escuchas música mientras trabajas? A mi también me gusta. Según encuestas, muchas personas lo hacen, alrededor del 85% de las personas que tienen la opción de escuchar música mientras trabajan, lo hacen.

Además, el 42% de los encuestados informan tener música de fondo durante todo el día. Entonces, es comprensible que los científicos estén interesados en investigar cómo esto afecta a la productividad.

Leer más

¿Por qué deberias leer biografías?

A veces, las biografias pueden sentirse como si fueran relatos sesgados o que solo muestran una versión positiva de la persona. Y tienes razón, cada uno tiene su propia perspectiva y puede ver las cosas de manera diferente, por ello es importante leer distintas fuentes y puntos de vista para tener una comprensión más completa y balanceada. …

Leer más

Cómo simplificar las cosas

Llevo tiempo pensando en que la habilidad de simplificar se ha ido perdiendo dentro del abanico de talentos de las personas. Es un requerimiento básico para trabajar más inteligente. Me enfocaré dándole una definición propia y un contexto para desarrollarla y practicarla. La simplificación es una herramienta poderosa para mejorar la productividad, ahorrar tiempo y …

Leer más

Una mirada a las cuatro revoluciones industriales

Llevo una década escuchando de una cuarta revolución industrial.

El término fue adoptado por un grupo de industriales alemanes en 2012 para convencer a su gobierno de ayudar al país a avanzar hacia la «fábrica inteligente», en la que se implementan inteligencia artificial y big data para hacer que los procesos de producción sean más eficientes. 

Luego es acuñada y aprovechada por Klaus Schwab (el fundador del foro económico mundial), a través del libro “La Cuarta Revolución Industrial” , un libro sin mayor sustancia y del cual los charlatanes han armado todo un nuevo modelo de negocio para los incautos y que incluso ha llegado a la academia.

Y aunque no hay pruebas de que la iniciativa alemana haya tenido un impacto en la productividad laboral , no todo es tan gris , tras este enorme bluf, es importante hacer un seguimiento de los inventos que deberían cambiarnos la vida en los próximos años.

Para esto, es necesario comprender qué inventos y descubrimientos formaron la base de las «revoluciones» anteriores.

Leer más

Cómo la humildad intelectual puede mejorar la colaboración y el rendimiento en un equipo

¿Alguna vez has trabajado en un equipo donde todos piensan que son los mejores y no están dispuestos a escuchar a los demás?. Eso puede ser una verdadera pesadilla!

Pero, ¿qué pasa cuando todos en el equipo tienen una actitud de humildad?.La dinámica cambia completamente. Con un equipo así, se fomenta la colaboración, la creatividad y la mejora continua.

En este artículo, voy a explorar cómo la humildad intelectual puede ser la clave para tener equipos de trabajo más eficaces y cómo fomentarla en tu propio equipo. 

Pero no te confundas, esto no trata sobre freses motivacionales estilo «LinKedin cringe», si no más bien de algo real que sucede en todos los equipos, la falta de humildad de algunos de sus integrantes.

Cuando hablo sobre humildad intelectual, me refiere a la capacidad de un individuo de ser consciente de los límites de su conocimiento y habilidades. Esta cualidad no está necesariamente relacionada con mejores habilidades cognitivas, pero tenerla puede ofrecer beneficios. A nadie le agrada personajes enamorados de si mismos.

Las personas con humildad intelectual son auto-reflexivas; es decir, que reflexionan sobre sus propias creencias y acciones. Son sociables porque les gusta trabajar en equipo, compartir ideas y opiniones.

También son comprensivos hacia las perspectivas de los demás, lo que significa que les importa realmente lo que otros piensan o sienten acerca del tema. Estas características hacen un placer trabajar con ellos debido a su actitud positiva frente a la vida profesional y personal.

La humildad intelectual es una actitud importante para tener cuando se está tratando con el conocimiento. Se trata de reconocer y comprender los límites de nuestro propio conocimiento, aceptar que las cosas en las que creemos pueden estar equivocadas, y siempre estar abierto a nuevas ideas y puntos de vista opuestos.

Esto significa buscar información que entre en conflicto con nuestra visión del mundo, admitir errores cuando sea necesario e intentar escuchar reflexivamente antes de sacar conclusiones precipitadas. Es importante sentirse cómodo diciendo «podría estar equivocado» o simplemente «no lo sé». La humildad intelectual nos ayuda a mantener una mente abierta y nos permite aprender constantemente

Esto no significa no tener opinión alguna, ser fácil de convencer o carecer de confianza. Más bien, significa ser honesto acerca de nuestras propias deficiencias, prejuicios y puntos ciegos, y aceptar la posibilidad de estar solo a medias o incluso completamente equivocado.

La humildad es una virtud esencial para ser un buen jugador de equipo. Un jugador que sea humilde reconocerá sus errores y los de sus compañeros de equipo, trabajará duro para mejorar todos los aspectos del juego y estará abierto a recibir consejos o críticas constructivas.

Además, al tener la mentalidad correcta hará más fácil el trabajo en equipo ya que apreciarán a otros miembros por lo que hacen sin buscar destacarse por encima del resto.

Ser humilde también significa no culpar a otros cuando las cosas salgan mal, sino asumir responsabilidad por su propio desempeño y mostrar empatía hacia los demás.

Leer más

Enfrentando el miedo a covid-19

Ha poco más de un mes del primer caso confirmado, es inevitable no sentir incertidumbre y preocupación por covid-19. Recuerdo haber estado en Pichilemu cuando vi en la televisión noticias sobre la supuesta gripe que estaba afectando gravemente el sistema de salud en China. Me sorprendió la magnitud de las medidas tomadas por las autoridades …

Leer más

Lo que espero del liderazgo político durante la crisis de corona virus

No quiero líderes políticos que improvisen o líderes narcisistas que solo vean problemas y no generen soluciones. 

En una situación de crisis e incertidumbre como la presente, necesitamos líderes capacitados y efectivos que puedan anticipar las necesidades y, sobre todo, liderazgo humano.

Claves del liderazgo durante la crisis de corona virus

En tiempos difíciles, se necesita un liderazgo informado, efectivo y sobre todo humano. Pero reconozcamos que muy pocos están preparados para asumir tal desafío en un escenario como el presente.

Por lo menos en latinoamerica, y cuando escribo esto, estamos en la primera quincena de abril del 2020, y se ve un exagerada expectativa de preparación para esta pandemia. Y a medida que pasen las semanas, la prensa, las críticas y los cuestionamientos pueden ser intensivos en energía.

¿Cuáles deben ser las claves del liderazgo político durante la crisis de la corona virus? ¿Cómo debe actuar un buen líder político? ¿Debe haber alguna estrategia importante a esta situación?

A la última pregunta la respuesta es sí. De hecho, estas habilidades pueden servir igualmente bien para todas las personas que ejerzan liderazgos en todas las esferas de la sociedad. En el fondo, para cualquier ser humano.

La estrategia clave es no improvisar y no caer en perspectivas y comportamientos narcisistas.

Algo que muchas de nuestras figuras públicas deberían dejar de repetir es el «nadie podría haber previsto algo así», cuando las pandemias han sido parte de la historia de la humanidad por miles de años. Cuando un líder político empuja este estilo de comunicación como herramienta para enmascarar inacción, crea más incertidumbre y desconfianza en la ciudadanía.

También he visto otras posiciones extremas, como: “Este virus no nos afectará. Vivamos una vida normal y estimulemos la economía».

Podemos proporcionar docenas de ejemplos de mal liderazgo que, como otro virus, se ha extendido por todo el mundo en las últimas semanas.

Leer más

Principio de Pareto ¿la mejor técnica contra el perfeccionismo y la procrastinación?

El principio de Pareto o regla 80/20, es una estrategia de gestión del tiempo o técnica de trabajo muy eficaz para aumentar el rendimiento y productividad profesional.

El principio ilustra que el 80% de los efectos surgen del 20% de las causas. Bien encausado, puede llegar a ser muy eficaz para el ajetreo diario. Para mi, el principio de pareto es lo más efectivo cuando se trata de evitar el perfeccionismo y la dilación. Imagina que puedes hacer alrededor del 80% de todas las tareas con el 20% de tu tiempo y energía.

Si tiendes hacia el perfeccionismo o si está constantemente atascado en detalles sin importancia, pon atención, porque lo siguiente es particularmente importante para ti.

En 1897 se descubrió en Italia que el 80% de la propiedad se distribuye a solo el 20% de las familias.

Este estudio fue realizado por Vilfredo Pareto, de quien también se nombró el principio. Este principio se puede aplicar a muchas áreas diferentes de la vida y del trabajo.

Dice que a menudo solo el 20% del esfuerzo es necesario para lograr el 80% del efecto deseado. Entonces, no es que el 50% del esfuerzo también proporcione el 50% del éxito, como solemos pensar.

Dónde mires encontrarás este principio nuevamente. El 80% de los resultados provienen del 20% del trabajo.

Ejemplos para ilustrar el principio de Pareto:

  • El 80% de la contaminación proviene del 20% de todas las fábricas.
  • El 20% de los productos de una empresa representan el 80% de las ventas.
  • 20% de los empleados son responsables del 80% de los resultados.
  • 20% de los estudiantes tienen calificaciones del 80% o más.
  • El 20% o menos de sus clientes representan el 80% o más de sus ventas.
  • En los almacenes, el 20% de los productos suelen ocupar el 80% del espacio total de almacenamiento.
  • El 80% de todo el tráfico online se concentra en alrededor del 20% de todos los sitios web.
  • El 20% de los conductores causa el 80% de todos los accidentes de tráfico.

El principio de Pareto goza ahora de una gran reputación y se ha vuelto extremadamente popular dentro de los métodos de productividad y gestión del tiempo. Después de todo, ¿quién no querría obtener un mayor beneficio con menos esfuerzo?.

En este artículo te diré paso a paso cómo aplicar esta regla para obtener un máximo.

Cuanto más hay por hacer y menos tiempo hay, cuanto más eficaz es el principio en mi experiencia.

Leer más

Principios rectores sobre el trabajo

Estuve pensando en mis principios rectores sobre mi vida en el mundo laboral, creo que a muchas personas les falta uno, priorizan su trabajo por sobre su salud o la familia. Deberías crear uno, que te sirva de faro al momento de tomar decisiones importantes. Pero antes, la creación debe tener algunos requisitos básicos y …

Leer más

Cómo evitar las disputas innecesarias en el equipo de trabajo

Dependiendo de la forma en que se manejen, las disputas pueden ser una oportunidad para resolver problemas y mejorar las relaciones, siempre y cuando se aborden de manera saludable y constructiva. Pero si las disputas se manejan de manera destructiva, pueden dañar las relaciones y crear conflictos innecesarios.

Para abordar las disputas de manera saludable, sabemos que es importante tener una comunicación abierta y honesta, expresar nuestros sentimientos y necesidades de manera clara y respetuosa, y tratar de entender el punto de vista de la otra persona. También es útil tener en cuenta nuestros propios comportamientos y cómo pueden afectar a la situación, y tratar de resolver los conflictos de manera justa y equitativa.

Aunque es importante tratar de abordar las disputas de manera saludable y constructiva, a veces puede ser difícil poner esto en práctica debido a la diversidad de personalidades de los miembros del equipo. Es normal que haya diferencias en cómo las personas manejan el conflicto y esto puede afectar la forma en que se abordan y resuelven los problemas.

_____

Es posible que hayas experimentado situaciones de conflicto que parecen una amenaza inminente y que hayas cometido errores al intentar evitar o resolver ese conflicto. Estos errores incluyen no escuchar al otro, responder de manera agresiva a los puntos de vista diferentes y reaccionar sin pensar en consecuencias. ¿Te parece familiar?

Cuando esto sucede, creamos un círculo vicioso donde todos tienen razón pero nadie gana; lo único que se logra es un sentimiento generalizado de amargura. Por esta razón, es importante aprender a identificar las posibles disputas antes de que surjan, para prevenirlas sin llegar al punto extremo de ser inflexibles e intolerantes.

Si queremos evitar disputas innecesarias, es necesario mantener un diálogo constructivo centrado en soluciones y compromisos mutuamente satisfactorios.

Y aunque no existe una forma universal que dé garantías contra tales riesgos, hay errores universales que a menudo cometemos  y que con algunas simples reglas podemos evitarlos.

Evitando las generalizaciones

No digas «siempre» y «nunca» a menos que sea verdad.

Cuando se trata de las generalizaciones, hay que recordar que no siempre son ciertas. Debes ser consciente de tus palabras y evita decir frases como «siempre» o «nunca» a menos que sea cierto. Las generalizaciones también pueden ser la costumbre de sacar conclusiones infundadas, por ejemplo: “Dices esto porque no me respetas”.

O bien tomar acciones deliberadamente fuera de contexto, como cuando a una persona que reacciona emocionalmente ante una situación dolorosa se les califica con una palabra negativa. Estas frases provocan en la mayoría de los casos una reacción defensiva, detrás del cual suele esconderse el miedo y el resentimiento acumulado. Por ese motivo es importante intentar entender qué hay detrás antes de juzgar algo así sin pensarlo dos veces.

La generalización apresurada es una falacia que hay para evitar.

Generalizaciones clásicas:

  • «Los millennials son todos flojos y no saben trabajar duro.»
  • «Siempre llegas tarde a las reuniones»
  • «Nunca entregas tus proyectos a tiempo»

Estrategias y soluciones:

  • En lugar de hacer generalizaciones, enfoca tu atención en los comportamientos específicos de una persona.
  • Trata a cada persona como un individuo único y no como un miembro de un grupo estereotipado.
  • Recuerda que nadie es perfecto y todos cometemos errores. No se puede juzgar a una persona en su totalidad basándose en un solo comportamiento o acción.
  • Intenta ponerse en el lugar de la otra persona y tratar de entender por qué se comportan de cierta manera en lugar de simplemente etiquetarlos.
  • Utiliza la navaja de Hanlon y evita el error de atribución fundamental.

Generalizaciones en un equipo de trabajo:

  • «Nunca se nos notifica a tiempo de los cambios en el proyecto»
  • «Siempre hay conflictos entre los miembros del equipo»
  • «Los miembros del equipo son todos flojos»
  • «Los empleados de operaciones son más difíciles de trabajar que los de otras divisiones.»
  • «Los empleados que llevan más tiempo en la empresa son más competentes que los recién contratados.»
  • «Los empleados que trabajan en el turno dia son más productivos que los que trabajan en la tarde.»
  • «Los empleados que vienen de una determinada universidadson más calificados que los demás.»

Estas generalizaciones pueden ser falsas en un 99,9% falsas o incluso dañinas, ya que no tienen en cuenta la diversidad individual y pueden perpetuar estereotipos negativos en los equipos de trabajo.

Estrategias y soluciones

  • Fomenta la comunicación abierta y honesta entre los miembros del equipo. Esto puede ayudar a identificar y abordar problemas específicos de manera más efectiva en lugar de hacer generalizaciones apresuradas.
  • Establece canales de comunicación clara y ofrezca una retroalimentación regular para asegurarse de que todos estén al tanto de lo que está sucediendo en el proyecto y en el equipo.
  • Fomenta el respeto y la inclusión entre los miembros del equipo. Esto puede ayudar a reducir la tensión y el conflicto y promover un ambiente de trabajo más positivo.
  • Ofrece entrenamiento y apoyo a los miembros del equipo para ayudarles a mejorar sus habilidades y desempeño.
  • Alienta a los miembros del equipo a buscar soluciones en lugar de culpar a otros. Esto puede ayudar a evitar la creación de generalizaciones negativas y promover un ambiente de trabajo más colaborativo.}
  • Utiliza la navaja de Hanlon y evita el error de atribución fundamental.

Leer más

error: Alerta: Contenido protegido !!