9 mentiras sobre el trabajo – Resumen y notas

Antes de que se escribiera «9 mentiras sobre el trabajo», Harvard Business Review le pidió a los autores que redactaran un artículo sobre la evaluación anual del rendimiento laboral.

Los autores concluyeron que estas evaluaciones son ineficaces. El artículo fue tan popular que se le pidió a los autores que ampliaran su enfoque y lo convirtieran en un libro.

Al investigar más a fondo, los autores descubrieron que hay muchas creencias comunes sobre el trabajo que simplemente no son ciertas.

De hecho, estas «mentiras» que el libro aborda en realidad son contrarias al bienestar y la satisfacción de los trabajadores. 

¿Mi impresión?

Como es un libro de negocios y generalmente no leo este tipo de libros, dejaré algunos comentarios.

Algunas ideas interesantes, pero me da la impresión que está dirigido a startup´s tecnológicas y grandes coorporaciones tecnológicas. Muy dificil de replicar en en las demás.

El libro incluyó muchos conceptos que resonaban, pero también muchos datos y estadísticas no siempre relacionados. No estuve siempre de acuerdo con todas las afirmaciones de los autores, ya que algunas «mentiras» que trataba de desacreditar eran principios fundamentales necesarios para dirigir una organización y un equipo. (abajo de cada mentira van mis contraargumentos).

Aunque los autores demostraron cómo algunas «mentiras» podían convertirse en verdades al final del libro, el libro en general fue repetitivo y con demasiados ejemplos y diálogos innecesarios. 

Perfectamente puedo haber sido una publicación de un blog. 

________________________________________________________

Las 8 cosas de las que realmente se preocupa tu equipo de trabajo

Antes de examinar las mentiras, es útil comprender lo que los miembros de los equipos realmente desean en sus trabajos y lo que predice el rendimiento sostenible del equipo.

Los empleados comprometidos y productivos pueden decir lo siguiente sobre su experiencia laboral:

  1. Estoy realmente entusiasmado con la misión de mi empresa.
  2. En el trabajo, entiendo claramente lo que se espera de mí.
  3. En mi equipo, estoy rodeado de personas que comparten mis valores.
  4. Tengo la oportunidad de usar mis fortalezas todos los días en el trabajo.
  5. Mis compañeros de equipo me apoyan.
  6. Sé que seré reconocido por mi excelente trabajo.
  7. Tengo una gran confianza en el futuro de mi empresa.
  8. En mi trabajo, siempre tengo el reto de crecer.

Aquí podemos ver dos grupos de ideas. El primer grupo, formado por los elementos impares, trata la experiencia de la persona en sus interacciones con otras personas en el trabajo. Los autores llaman a estos elementos «Lo mejor de nosotros».

El segundo grupo, formado por los elementos pares, trata la experiencia individual de la persona en el trabajo. Los autores llaman a estos elementos «Lo mejor de mí».

Después de investigar el mundo del trabajo durante más de dos décadas, los autores han concluido que lo que distingue a los grandes líderes de equipo de los demás es su capacidad para satisfacer ambos tipos de necesidades de las personas en sus equipos. Con este contexto en mente, podemos ver cómo nuestra forma de trabajar a menudo actúa en contra de la satisfacción de estas necesidades.

________________________________________________________

A continuación las nueve mentiras que decimos sobre el trabajo y cómo podemos reemplazarlas por prácticas más efectivas, según los autores. Leer más

El principio 80/20 por Richard Koch – Resúmen y notas

El principio 80/20: El secreto para lograr más con menos es un libro sobre cómo lograr resultados máximos a partir de aportes mínimos. Fue escrito por Richard Koch

El principio 80/20 establece que el universo está desequilibrado de tal manera que el 20 por ciento de las causas lleva al 80 por ciento de los resultados. Al identificar los insumos que son más importantes en cualquier empresa, persona o profesional, es posible obtener grandes recompensas con poco esfuerzo.

El pensamiento 80/20 requiere, y con la práctica nos permite, detectar las pocas cosas realmente importantes que están sucediendo e ignorar la masa de cosas sin importancia.

Lo primero que debe saber sobre el Principio 80/20 es que los números 80 y 20 son algo arbitrarios. Los números  pueden ser, y generalmente son, más o menos ambos sentidos.

El principio 80/20 es contrario a la intuición, ya que la mayoría de las personas tiende a suponer que todas las entradas son igualmente importantes. Creen erróneamente que el esfuerzo que se vierte en una situación dada, igualará las recompensas que surgen de ella.

Leer más

Roba como un artista – Resumen y notas

roba como un artista Austin KleonLa filosofía de Austin Kleon de robar y remixar despiadadamente a los grandes, puede sonar espantosa al principio, pero en realidad es la esencia del arte.

Aprendes robando, te vuelves creativo robando, te esfuerzas por mejorar trabajando con estos materiales.

Austin comunica la esencia de la escritura y la creación de arte mejor que nadie. Es un manifiesto para cualquier persona creativa que busca dejar su huella. Combínalo con Show Your Work, que también es excelente. Leer más

Creando nuestra propia suerte

La suerte ciertamente juega un papel en el éxito de una persona, pero más que un golpe de buena fortuna, la suerte suele ser el resultado de la preparación, la actitud y el esfuerzo. Las oportunidades generalmente están frente a nuestros, pero hay que saber reconocerlas y aprovecharlas.

Estar preparado significa adquirir conocimientos, desarrollar habilidades y forjar el carácter necesario para alcanzar nuestras metas. No basta con que se presente una ocasión propicia; hay que estar listo para capitalizarla. Por ejemplo, un emprendedor que ha estudiado su industria y ha trabajado duro en una idea innovadora, tendrá más probabilidades de lograr sus objetivos cuando surja la coyuntura adecuada.

Además de prepararse, hace falta tener la actitud correcta: estar alerta, ser audaz y no temerle al fracaso.

Hay que animarse a correr riesgos, pero calculados. Quien no se atreve a salir de esta famosa zona de confort y arriesgarse, difícilmente dará con una oportunidad de progreso.

Por último, está la pasión y la convicción. Cuando creemos firmemente en nuestro proyecto y lo perseguimos con determinación, aumentan las posibilidades de alcanzar los objetivos. Esa fe nos impulsa aún en los momentos difíciles.

En conclusión, la suerte favorece a los que toman la iniciativa, pero también a quienes se preparan a conciencia y persiguen sus sueños con pasión.

Claro que interviene el azar, pero podemos influir en nuestro destino con visión y dedicación. La suerte no es pura casualidad, sino una combinación de factores sobre los que tenemos cierto control.

Principios rectores sobre el trabajo

Estuve pensando en mis principios rectores, creo que a muchas personas les falta uno, priorizan su trabajo por sobre su salud o la familia.

Deberías tener uno, que te sirva de faro al momento de tomar decisiones importantes.

Pero antes, la creación debe tener algunos requisitos básicos y debería ir en la línea de lo que esperas de un trabajo. Pueda que sólo lo veas como una forma de aprender y ganar cierta experiencia y luego emprender o lo veas como una carrera corporativa donde busques escalar a la cima.

Debería tener los siguientes requisitos:

  1. Claro y conciso, de modo que sea fácil de entender y seguir.
  2. En línea con tus necesidades y expectativas del trabajo y ser relevante para las tareas y responsabilidades que tienes.
  3. Debe ser flexible y adaptarse a diferentes situaciones y circunstancias, ya que el trabajo y las responsabilidades puede cambiar con el tiempo.
  4. Coherente y no contradictorio, de modo que no haya confusiones o malentendidos.
  5. Debe promover la responsabilidad y la toma de decisiones, que sientas que tienen un papel importante en tu vida.

Para crear tus principios rectores sigue los siguientes pasos:

  1. Comienza por hacer una lista de tus valores más importantes relacionado con el mundo laboral. Estos pueden incluir cosas como la honestidad, la responsabilidad, la colaboración y el trabajo en equipo, la integridad, la profesionalidad, etc.
  2. Piensa en tus metas y objetivos a corto y largo plazo. ¿Qué es lo que quieres lograr en tu carrera y en tu vida? ¿Qué valores son más importantes para ti?
  3. Una vez que hayas reflexionado sobre tus valores y metas, define tus principios rectores sobre el trabajo. Estos deben ser afirmaciones claras y concisas que reflejen tus valores y te ayuden a alcanzar tus metas.
  4. Asegúrate de que tus principios rectores sean sostenibles y no te exijan más de lo que puedes dar. Deberías poder seguir tus principios de manera consistente y no tener que sacrificar tus valores o tu bienestar.
  5. Utiliza tus principios rectores como guía y trata de seguirlos de manera consistente. Si te encuentras en una situación en la que tus principios entran en conflicto, reflexiona sobre cómo puedes resolverlo de manera que se ajuste a tus valores.
  6. Es importante revisar y actualizar tus principios rectores de vez en cuando para asegurarte de que siguen siendo relevantes y coherentes con tus valores y metas. Si encuentras que tus principios ya no reflejan quién eres o lo que quieres lograr, es posible que necesites hacer algunos cambios.

Te presento los míos, están escritos como si alguien que respeto observara mi comportamiento y los dictara desde el cielo.

I

La familia en primer lugar. La familia debe ser la prioridad absoluta y el trabajo debe adaptarse a ella, no al revés. Pero poner el trabajo y la vida familiar como esferas separadas es absurdo.

Establecer límites claros entre el trabajo y la vida familiar. Si esa promoción involucra mover a toda la familia a otra ciudad, deberías conversarla en casa.

La vida sin trabajo es impensable. El trabajo sin vida familiar también.

II

No hay nada malo en mantener una relación cercana con tu jefe, pero no permitas que ese contacto te aleje de tus compañeros de trabajo.

Si sólo buscas complacer a tu jefe sin importar lo que piensen los demás, eventualmente tendrás problemas ya sea con tus colegas o directamente con él/ella.

Al final, todos queremos sentirnos respetados por nuestros compañeros y lograr un buen trabajo común.

III

Deberías irte a casa. No importa cuán ocupado estés, no hay necesidad de quedarse en el trabajo más allá del horario, salvo que te lo pidan ante una urgencia. Ten en cuenta que tu trabajo es importante, pero recuerda que tú no eres el único responsable de los buenos resultados.

Si algo llegara a sucederte, probablemente serías reemplazado de inmediato y las operaciones continuarán sin problemas. Las personas pasan y los procesas quedan.

Tu familia te espera en casa.

III

No persigas la promoción a toda costa. En lugar de eso, enfoca tus esfuerzos en mejorar y desarrollar tus habilidades o crecer en forma de T.

Si eres bueno en tu trabajo, estás destinado al éxito que no necesariamente puede ser con tu actual empleador; si los demás quieren reconocer tu trabajo con una promoción, entonces adelante, pero siempre y cuando no afecte a tu familia.

IV

Evita los chismes y comentarios, también deberías mantenerte alejado de las conversaciones sobre política y religión. Nada bueno sale de ahí.

No te unas a otros que estén criticando a tu jefe o algún colega, en lugar de ello, muestra lealtad y respeto hacia ellos.

Intenta permanecer lejos de reuniones negativas donde todos están hablando mal el uno del otro o discutiendo sobre temas sin solución aparente.

Intenta no relacionarte más allá con la gente quejumbrosa.

V

No intentes competir con tu jefe para tratar de demostrar que eres mejor que él. Es una carrera perdida que sólo servirá para crear tensión y malestar. Probablemente serás despedido.

Del mismo modo, evita la competencia negativa con tus compañeros, podría ser dañino para la moral del equipo. En lugar de esa actitud destructiva, impulsa unos a otros a lograr los objetivos en común.

Si quieres competir, busca un rival intelectual, que te desafíe intelectualmente a ser mejor y que los resultados de esa competencia sean sanos y bien logrados.

VI

El salario no siempre será suficiente para cubrir tus necesidades a largo plazo. Una buena forma de complementar tu ingreso es iniciar un negocio paralelo.

Antes, consulta si te es permitido por las políticas de tu empresa y evita tener conflicto de interés.

Un hombre siempre debiese tener al menos 2 ingresos distintos.

VII

Ahorra o invierte tu dinero. Un APV o Cuenta 2 descontado de automáticamente de sueldo es un buen primer camino.

VIII

Deberías buscar la libertad financiera.

IX

Amplía tu cartera de habilidades. Adquirir nuevas habilidades es un requisito para desarrollarse profesionalmente. Hazlo horizontal, no vertical. Esto significa que en lugar de elegir un área relacionada con el área exacta en la que estás trabajando actualmente (vertical), considera tomar otras áreas (horizontal).

Por ejemplo, ingeniero industrial no ir por la misma línea de la ingeniería industrial, ir por las finanzas, marketing etc. Adquirir nuevas habilidades horizontales te ayudará a tener un mayor alcance y perspectiva sobre tus responsabilidades actuales y ofrecerte mayores posibilidades laborales futuras.

X

Las redes son vitales. Únete a una sociedad profesional o cualquier otra organización donde puedas compartir tus intereses con otros. Las redes son vitales en la vida laboral. Estas redes te permiten desarrollar relaciones profesionales, amistades y conocer nuevas ideas que podrían ayudarte en tu trabajo.

XI

Es importante mantener la vida personal, matrimonio y familia en privado para evitar que se involucren con tu trabajo.

XII

Mantén controlado tus dedos del teclado en los grupos de Whatsapp.

Deberás escribir sólo cuando:

  • Quieras una respuesta que no puedas obtener por otro lugar. (primero agota los recursos)
  • Responder ante una pregunta grupal o individual con un argumento o ideas sólidas que sea en beneficio para todos.
  • Pensar antes de escribir, usar tono respetuoso, revisa tu mensaje antes de enviarlo.

¿Por qué deberias leer biografías?

A veces, las biografias pueden sentirse como si fueran relatos sesgados o que solo muestran una versión positiva de la persona. Y tienes razón, cada uno tiene su propia perspectiva y puede ver las cosas de manera diferente, por ello es importante leer distintas fuentes y puntos de vista para tener una comprensión más completa y balanceada.

Sin embargo, no deberíamos subestimar el valor de las biografías. A menudo, estas historias son fuentes de inspiración y ofrecen una perspectiva única sobre figuras históricas notables cuyas experiencias podemos adaptar a nuestras vidas. Además, las biografías son herramientas didácticas de primer nivel que fomentan el desarrollo del pensamiento crítico y las habilidades de investigación.

Una biografía

Desde la época de Plutarco, cuando escribió las célebres vidas paralelas, las biografías han pretendido destacar a las personalidades dignas de imitar. Han atraído constantemente el interés de millones de personas en todo el mundo y es quizás, la lectura que combina idealmente conocimiento y ocio.

Es instructivo y una fuente de inspiración.

Al leer una biografía, adquirimos una comprensión profunda de la vida y el pensamiento del protagonista, nos permite aprender de sus experiencias y algunas de ellas aplicarlas a nuestras propias vidas. Podemos descubrir los secretos detrás de sus éxitos, fracasos, inspirarnos en sus ideales y valores, y utilizar su persistencia y compostura como modelos a seguir.

Además, las biografías nos proporcionan la oportunidad de aprender de los errores cometidos por el protagonista, ayudándonos a evitar caer en las mismas trampas o situaciones difíciles que enfrentó. Como dice el proverbio, «que el pecado sea tu lección», al leer una biografía, podemos aprovechar el sufrimiento de otros y evitar pasar por ello

Ha través de la lectura, muchos héroes biográficos se han convertido en mentores, inspirándo y guiando pensamientos en nuestros esfuerzos por alcanzar metas y objetivos importantes. A pesar del tiempo y la distancia, podemos relacionarnos con estos personajes, ya que sus historias y experiencias son universales y relevantes en nuestras propias vidas.

Satisface nuestra curiosidad

La curiosidad es un rasgo innato en la naturaleza humana y las biografías desempeñan un papel crucial en la satisfacción de dicha curiosidad. Cuando admiramos a un personaje histórico o incluso cuando odiemos a alguien, siempre deseamos obtener más información acerca de su vida y obra, comprender sus motivaciones y acciones. Es esta curiosidad la que nos impulsa a buscar información y comprender mejor al individuo en cuestión.

Una biografía de calidad tiene la capacidad de capturar esta curiosidad y satisfacerla de manera constructiva, proporcionando información desconocida, curiosa, impactante y fascinante acerca de la vida del personaje principal. Estos detalles nos permiten comprender mejor al personaje y su época, proporcionando una perspectiva única sobre la historia.

Las biografías ofrecen una oportunidad para satisfacer nuestra curiosidad de manera constructiva, proporcionando información detallada y valiosa acerca de la vida de individuos que han dejado una huella en la historia.

Nos ofrece oportunidades para la autoconciencia.

Es natural compararse con el personaje de una biografía mientras se lee. La biografía entonces se convierte en una oportunidad para reflexionar sobre nuestra propia vida.

Al leer sobre alguien que vivió en una época diferente, ejerció una profesión diferente y enfrentó circunstancias distintas, podemos obtener una nueva perspectiva sobre nosotros mismos y nuestra propia vida. Podemos descubrir similitudes en la forma de pensar con el personaje que admiramos, reflexionar sobre cómo actuaríamos en situaciones similares y descubrir experiencias comunes que nos proporcionan coraje y motivación para enfrentarlas con éxito.

Las comparaciones y analogías que hacemos entre nuestra vida y la del personaje de la biografía nos ayudan a conocernos mejor y ver nuestra vida desde otra perspectiva, reconociendo tanto nuestras fortalezas como nuestras debilidades.

Es literatura

Una biografía bien escrita no solo relata los acontecimientos de la vida de su protagonista, sino que también ofrece la misma satisfacción que obtendríamos de una buena obra literaria. La vida de una persona puede ser tan interesante como una novela y un buen biógrafo sabe cómo narrarla de manera atractiva e interesante.

Una buena escritura en una biografía hace que la lectura sea más atractiva, ya que el biógrafo no solo se enfoca en los hechos, sino que también trata de transportarnos de manera inteligente al lugar y época en que sucedieron los eventos de la vida del personaje. Esto hace que la lectura no solo despierte nuestro interés, sino que también nos satisface estéticamente.

Da vida a la historia

Toda biografía supone que el autor hizo una investigación exhaustiva sobre la época y los eventos históricos que afectaron al personaje biografiado. Aunque no es un libro de historia, una buena biografía siempre tiene información histórica relevante y detallada, dado que la vida de una persona siempre está relacionada con el contexto histórico.

Es posible encontrar información histórica en una biografía que no esté en libros de historia tradicionales, como por ejemplo, al leer una biografía de un científico como Einstein o de una personalidad histórica como Nelson Mandela.

En estos casos, la historia que se revela también incluye detalles sobre la ciencia y la comunidad científica o los procesos históricos relacionados con el personaje, lo cual no se encuentra en libros puramente históricos.

Por último, te dejo algunas recomendaciones:

 

You cannot copy content of this page