Think Smarter | Pensamiento crítico para mejorar las habilidades de resolución de problemas y toma de decisiones | Resumen y notas

Piensa más inteligentePiensa más inteligente: pensamiento crítico para mejorar las habilidades de resolución de problemas y toma de decisiones,  – Think Smarter: Critical Thinking to Improve Problem-Solving and Decision-Making Skills– es un libro introductorio al pensamiento crítico y resolución de problemas, no profundiza en contenido pero tiene ejemplos interesantes.

Está escrito por Mike Kallet, que según su biografía tiene más de 30 años de experiencia en resolución de problemas, innovación y liderazgo

Si estás buscando profundizar sobre pensamiento crítico, este libro no es para tí. Si estás interesado en aprender desde cero, tal vez.

Algunos conceptos:

  • El pensamiento crítico no es cotidiano, el pensamiento automático. En cambio, es el pensamiento manual el que utiliza un proceso para lograr un propósito específico.
  • El pensamiento crítico es útil y se puede aplicar a cualquier situación, pero no es práctico pensar de esta manera en todo momento, por lo que es importante ser selectivo. Una regla simple para determinar cuándo es beneficioso aplicar el pensamiento crítico es usarlo cuando el resultado o la solución deseada es sustancial.
  • Las experiencias anteriores pueden afectar significativamente la forma en que se alcanzan las conclusiones y, por lo tanto, pueden obstaculizar el pensamiento crítico e innovador. Es mucho más probable que las personas puedan crear nuevas conclusiones si aprenden a ignorar esas experiencias.
  • Cada conclusión comienza con una premisa basada en hechos, observaciones, experiencias, creencias y suposiciones.
  • Las conclusiones mueven a las personas de los problemas a las soluciones. Permiten a las personas resolver sus problemas. Cuanto más fuerte sea la premisa de una persona, más confianza tendrá en la conclusión.

Introducción

El autor señala que para tener éxito en los negocios requiere ser persistente y tener la capacidad de pensar críticamente.

Explica cómo y cuándo aplicar el pensamiento crítico y comparte las herramientas y técnicas que fomentan el pensamiento efectivo que produce soluciones de alta calidad. Cualquiera puede ser un pensador crítico, pero requiere entrenamiento y práctica.

¿Qué es el pensamiento crítico?

Cada acción, solución y decisión que toman las personas es el resultado del pensamiento. El pensamiento crítico no es cotidiano, el pensamiento automático. En cambio, es el pensamiento manual el que utiliza un proceso para lograr un propósito específico.

El pensamiento crítico ayuda a las personas a aclarar problemas, llegar a conclusiones más rápidamente, acceder a una variedad más rica de soluciones y reconocer oportunidades.

El pensamiento crítico permite que las personas vean los problemas de manera diferente, evita el pensamiento distorsionado y proporciona un marco que ayuda a organizar y guiar el pensamiento al tiempo que aprovecha e incorpora información de otros.

Escuchar el pensamiento de los demás estimula nuevas perspectivas y ayuda a las personas a desarrollar ideas que nunca hubieran pensado por sí mismas.

Cuándo usar el pensamiento crítico

El pensamiento crítico es útil y se puede aplicar a cualquier situación, pero no es práctico pensar de esta manera en todo momento, por lo que es importante ser selectivo.

Una regla simple para determinar cuándo es beneficioso aplicar el pensamiento crítico es usarlo cuando el resultado o la solución deseada es sustancial.

En otras palabras, el pensamiento crítico está justificado cuando el resultado tiene el potencial de producir una diferencia significativa en el negocio o en la vida personal.

Herramientas

El marco del proceso de pensamiento crítico consiste en herramientas y técnicas que incluyen los siguientes componentes: claridad, conclusiones y decisiones.

La claridad permite a las personas definir cuál es el problema, el problema o la meta. Una conclusión es una solución al problema y una lista de acciones que deben tomarse.

La decisión de tomar acción sucede solo después de llegar a una conclusión.

Es importante separar las conclusiones y las decisiones porque los procesos de pensamiento para cada uno son bastante diferentes.

El pensamiento regular y automático no se enfoca mucho en la claridad. Las personas no dedican mucho tiempo a la claridad por las siguientes cuatro razones:

  1. Se les enseña a hacer, no a pensar.
  2. No se les paga por pensar.
  3. Obtienen la satisfacción personal de hacer, no de pensar.
  4. Descubren muchas cosas que no saben, lo que expone su ignorancia o falta de conocimiento.

El pensamiento crítico requiere más tiempo en la fase de claridad, lo que da como resultado conclusiones más rápidas y precisas y decisiones más rápidas. Si las personas no tienen claridad sobre el problema, problema, objetivo u objetivo, se arriesgan a resolver el problema incorrecto. Una pequeña inversión en claridad al comienzo del proceso puede ahorrar tiempo y esfuerzo más adelante.

Claridad

Vaciar el cubo

Todos tenemos un cubo que contiene recuerdos y experiencias. El problema es que no hay espacio en un cubo lleno para el pensamiento crítico y la creatividad.

Las experiencias anteriores pueden afectar significativamente la forma en que se alcanzan las conclusiones y, por lo tanto, pueden dificultar el pensamiento crítico e innovador.

Es mucho más probable que las personas puedan crear nuevas conclusiones si aprenden a ignorar lo que hay en sus cubos.

No todos los elementos de la cubeta son fáciles de superar, pero hay muchas más posibilidades de hacerlo si la gente piensa en términos de “siempre hay una manera”, a diferencia de “no puedo hacer eso”. -Actitud superior, una mente abierta, y un cubo vacío.

Inspección

La inspección ayuda a las personas a definir todos los términos asociados con un problema dado y asegura que todas las partes involucradas operen de acuerdo con estas definiciones.

Eliminar la ambigüedad y la interpretación de las palabras contribuye en gran medida a lograr claridad y enfoque.

¿Por qué?

“¿Por qué?” Es la pregunta más poderosa que se puede hacer durante un ejercicio de pensamiento crítico. Preguntar “¿Por qué?” Da como resultado respuestas que proporcionan a las personas conocimientos y opciones.

El conocimiento es poder y ayuda a las personas a ser más creativas para resolver problemas y tomar decisiones. Las preguntas pueden ayudar a las personas a encontrar las causas fundamentales de los problemas.

Las personas deben seguir preguntando “¿Por qué?” Hasta que obtengan una respuesta “No sé”, ya que esto indica que necesitan buscar conocimiento o alguien más que sepa la respuesta.

¿Y qué?

Otra poderosa herramienta de pensamiento crítico es preguntar “¿Y qué?”. Esta pregunta debe hacerse para determinar la relevancia y el impacto de un problema en particular y para estimular el pensamiento.

Entre otras cosas, la pregunta genera conversaciones sobre la importancia, las interdependencias, el valor, la relevancia, los impactos en los negocios y los clientes, los costos y los impactos programados.

Que se necesita

Al buscar claridad sobre un problema, las personas deben preguntar por qué es necesario resolverlo.

La forma más fácil de alinear a las personas y motivarlas y entusiasmarlas con una iniciativa es dejar en claro por qué es necesario que cumplan con la tarea. Los grandes equipos tienen necesidades comunes y prioridades claras, que aseguran que todos estén enfocados y marchen en la misma sintonía.

Las empresas prosperan cuando sus equipos poseen un alto nivel de claridad. No hay mejor necesidad que la necesidad de sobrevivir. La mayoría de las empresas necesitan ser rentables para mantenerse en el negocio.

Los equipos deben pasar tiempo en las primeras etapas de la resolución de problemas para ver qué es la necesidad y asegurarse de que los miembros del equipo aborden el problema, la decisión o la meta correcta.

Pensamiento Anticipatorio

El pensamiento anticipatorio estimula el pensamiento sobre las consecuencias y tareas relacionadas que pueden no haber sido contempladas inicialmente.

Los arquitectos miran constantemente hacia el futuro y preguntan “¿Qué sigue?” El lema de Boy Scout, “Esté preparado”, es todo acerca del pensamiento anticipatorio.

Si bien la mayoría de las personas son naturalmente buenas para pensar anticipadamente, muchas no hacen suficientes preguntas, al menos no en entornos profesionales. Saber lo que sigue después de la tarea actual puede realmente cambiar la forma en que una persona trabaja en esa tarea.

¿Qué más?

Cuando las ideas comienzan a desaparecer, preguntar “¿Qué más?” Puede estimular el pensamiento lateral sobre nuevas direcciones posibles.

La pregunta puede evitar llegar a una conclusión prematura sobre qué sucedió o qué hacer a continuación. Las personas también pueden usar la pregunta para reconocer una buena idea mientras mantienen la conversación.

Las personas pueden preguntar “¿Qué más?” Durante las sesiones de lluvia de ideas, al construir o diseñar algo, y cuando creen que saben la razón detrás de un problema en particular.

El diagrama de ingredientes

El diagrama de ingredientes ayuda a las personas a hacer la transición entre las etapas de claridad y conclusión. Es una herramienta que ayuda a las personas a descubrir y comprender las variables (ingredientes) que definen un problema en particular.

Una solución incorporará muchas, si no todas, de las variables. Cuantas más variables tenga una persona en consideración, más efectiva será la solución.

Un diagrama de ingredientes es útil cuando una persona no sabe dónde comenzar, durante las sesiones de lluvia de ideas, cuando trata de determinar a quién involucrarse, y al decidir dónde gastar tiempo y energía.

Visión

La visión define una necesidad común. Articular la visión de uno y relacionarla con un problema es una excelente manera de alinear las contribuciones de los miembros del equipo.

La visión se puede utilizar para aclarar el propósito de una iniciativa y establecer el escenario para los objetivos y la resolución de problemas. Es crucial identificar una necesidad imperiosa para asegurar que las cosas se hagan.

El entrenador de pensamiento

El rol de un coach de pensamiento es hacer que otros piensen y respondan preguntas para que puedan lograr claridad y generar ideas.

El entrenador que piensa hace las preguntas pero no puede comentar sobre las respuestas.

El objetivo de una persona como coach de pensamiento es extraer ideas de las personas que él o ella entrena, e impartir sus propios puntos de vista no hará nada para ayudar a los demás a pensar o ganar claridad.

Conclusiones

Se trata de la premisa

Con razonamiento deductivo , todo es blanco y negro, y no hay incertidumbre. Desafortunadamente, la mayoría de los problemas no son en blanco y negro. Con razonamiento inductivo , el resultado no está garantizado.

En cambio, solo hay una probabilidad de que ocurra cierto resultado. A menos que algo sea absolutamente cierto, las personas usan el razonamiento inductivo para llegar a una conclusión. Cada conclusión comienza con una premisa basada en:

  • Hechos: verdades absolutas . Lamentablemente, no hay muchos hechos. Las personas nunca pueden estar absolutamente seguras sobre el futuro y, como los hechos son verdades absolutas, nada sobre el futuro es un hecho.
  • Observaciones: todo lo que la gente lee y oye . Las observaciones no son del todo ciertas y no se basan en experiencias personales. Mientras que los hechos son en blanco y negro, las observaciones tienen la posibilidad de ser verdaderas o falsas y requieren claridad adicional.
  • Experiencias: implicación de primera mano . Las experiencias solo pueden ser del pasado. Las experiencias tienen más peso que las observaciones porque las personas confían en lo que se han visto a sí mismas más de lo que otros afirman. Cuanta más experiencia tenga una persona con un problema en particular, más fuerte será su premisa.
  • Creencias: valores fundamentales de una persona . Las creencias no son situacionales, y no varían con las circunstancias. Los valores se aplican a todo lo que una persona hace, y las conclusiones a las que llega una persona serán coherentes con sus valores. Aunque una persona puede estar en desacuerdo con las creencias de los demás, esa persona no puede decirle a los demás que sus valores son incorrectos.
  • Suposiciones: ideas y pensamientos formados a partir de hechos, observaciones y experiencias (se presume que son correctas). En el pensamiento automático, las personas dan por sentado que sus suposiciones son correctas. En el pensamiento crítico, preguntan si sus suposiciones son buenas. En el modo automático, las personas hacen innumerables suposiciones, pero en el pensamiento crítico no dan suposiciones por sentado. Las suposiciones deben validarse o invalidarse mediante la recopilación de observaciones adicionales.

Poniéndolo todo junto

Las conclusiones mueven a las personas de los problemas a las soluciones. Permiten a las personas resolver sus problemas. Cuanto más fuerte sea la premisa de una persona, más confianza tendrá en la conclusión.

A la inversa, si la premisa es débil, la confianza en la conclusión será baja. Cada persona se mueve de lo local a las conclusiones varias veces al día. Las conclusiones guían todo lo que hace una persona. Las buenas conclusiones provienen de premisas sólidas que son examinadas, revisadas y discutidas.

La personalidad juega un papel importante en la toma de conclusiones porque las personas no pesan los componentes de la premisa de la misma manera. Por ejemplo, las personas analíticas pesan más los hechos que las observaciones o las experiencias.

Debido a esto, diferentes personas pueden llegar a conclusiones diferentes basadas en la misma premisa. Para reconciliar diferentes conclusiones, las personas necesitan tener conversaciones de premisa .

La pregunta no debe ser de quién es la conclusión correcta, sino qué conclusión es más beneficiosa para el problema específico.

Credibilidad

La credibilidad se relaciona con hechos y observaciones. Al determinar si los hechos y las observaciones son creíbles, las personas preguntan si son factibles y realistas, coherentes con su conocimiento, confiables y verificables.

Evaluar las observaciones y validar los hechos aumentará la credibilidad, fortalecerá la premisa y aumentará la confianza en la conclusión. Es importante asegurarse de que los hechos y las observaciones sean creíbles. Una vez que se pierde la credibilidad, es difícil recuperarla.

Consistencia

La consistencia , o la forma en que los elementos de premisa se apoyan entre sí, es otra herramienta que garantiza una premisa sólida. Las premisas son más fuertes cuando sus componentes son consistentes.

Sin embargo, la inconsistencia no es necesariamente mala porque puede identificar información conflictiva que, si se resuelve, puede generar una premisa más sólida. La consistencia con las propias experiencias es un factor fuertemente ponderado.

Si una persona escucha sobre observaciones que son inconsistentes con sus experiencias, esa persona probablemente descontará esas observaciones. La inconsistencia en una premisa es una señal de que se necesita más investigación. Las personas pueden querer observar de cerca la coherencia cuando se les presentan hechos y observaciones, cuando revisan datos, cuando observan tendencias y cuando evalúan suposiciones.

Pensamiento triangular

El pensamiento triangular es un método para generar una conclusión de alta confianza sobre qué hacer en una situación dada. Este enfoque requiere que las personas vean un problema desde múltiples perspectivas.

Hacerlo produce un conjunto de respuestas que luego se pueden usar para buscar puntos en común o divergencias. Si todas las opiniones producen resultados iguales o similares, entonces las personas pueden tener confianza en sus conclusiones.

Aquellos que se involucran en el pensamiento triangular tienen la capacidad de levantar una bandera cuando algo anda mal. Cuando el pensamiento triangular produce respuestas diferentes, requiere que las personas investiguen más a fondo.

El pensamiento triangular se puede usar cuando se les pide a las personas horarios o pronósticos, cuando buscan causas fundamentales y cuando hacen predicciones basadas en las tendencias actuales.

Cambio

Uno de los aspectos más desafiantes de la gestión de personas es ayudarlos a través del cambio. Al comprender cómo las personas ven el cambio, los gerentes pueden determinar por qué las personas se sienten incómodas con el cambio y sugerir formas de ayudarlos a superarlos.

La implementación de nuevos sistemas hace que las personas se sientan menos confiadas en su capacidad para hacer su trabajo. Esta falta de confianza es el mayor obstáculo para el cambio. Para ayudar a las personas a aceptar el cambio, los gerentes deben ayudarlos a aumentar su confianza.

Esencialmente, los gerentes deben convencer a los empleados de que serán completamente capaces de hacer su trabajo después del cambio. Una forma de hacerlo es darles el tiempo suficiente para adquirir experiencia.

Influencia y persuasión

La influencia se usa para cambiar la conclusión de otra persona, mientras que la persuasión se usa para hacer que alguien adopte directamente o esté de acuerdo con una conclusión específica.

La influencia es generalmente más sutil que la persuasión. Persuasión significa mover activamente a alguien de su conclusión a otra. Ya sea influyendo o persuadiendo, la intención es alterar las conclusiones de alguien, y la técnica para ambos es muy similar. La mejor manera de cambiar las mentes de las personas es debilitar sus premisas mientras fortalece las propias.

El pensamiento crítico no se trata de ganar debates o resaltar las ideas de uno solo. Más bien, se trata de considerar todas las ideas y personas influyentes tienen que estar abiertos a la posibilidad de que si se debilitan sus locales, que pueden ser los que cambian de opinión.

Conclusiones e Innovación.

Pensamiento fuera de la caja

A la gente le gustan los límites porque son familiares. Salir de los límites no es natural para la mayoría de las personas. Las personas pueden ir más allá de los límites presionándolas con preguntas como “¿Qué pasa si?” Cuando piensan fuera de la caja, las personas desafían la premisa que define la caja.

Es apropiado pensar fuera de la caja cuando las soluciones no están disponibles, cuando las soluciones actuales son satisfactorias pero las personas desean explorar mejores opciones potenciales, o cuando hay una crisis o un cambio significativo.

Pensamiento abductivo

Cuando una premisa no produce soluciones satisfactorias, dentro o fuera de la caja, podría ser el momento de considerar el pensamiento abductivo . Las personas forman conclusiones abductivas utilizando el conocimiento sin experiencia.

El pensamiento abductivo es una suposición basada en lo que las personas saben. Por lo tanto, requiere una base de conocimientos profunda y extensa junto con muy poca experiencia. Con la experiencia, las personas suelen caer en el pensamiento del “perro viejo”, cuando las experiencias son tan fuertes que los individuos no pueden ver ninguna otra solución.

Las personas pierden la capacidad de abducir porque no hay necesidad de adivinar, ya lo saben. Este tipo de pensamiento se puede combatir al asociarse con personas menos experimentadas.

Pensamiento Imposible

Cuando las personas se quedan sin ideas, y cuando las ideas tradicionales o fuera de lo común se acercan pero no proporcionan soluciones adecuadas, pueden considerar el uso de pensamientos imposibles .

El pensamiento imposible lleva la mente de una persona más allá de los límites habituales. Es un curso de acción viable cuando todos dicen que no se puede hacer algo, cuando lo posible no es suficiente, o cuando una persona solo quiere divertirse resolviendo un problema difícil.

Decisiones

Quién, necesidad y cuándo

La identificación tanto del tomador de decisiones como del cronograma ayuda a garantizar que el equipo tomará una decisión oportuna. Es crucial saber quién tomará la decisión final. El equipo debe expresar por qué alguien necesita tomar esta decisión. Establecer una fecha puede ayudar a generar una necesidad. Al comprometerse con una fecha específica, el equipo crea artificialmente la necesidad de tomar una decisión a tiempo.

Criterios

Las decisiones requieren listas de verificación. Los criterios son condiciones que deben cumplirse para generar una decisión de “sí”. Los equipos deben recordar identificar al tomador de decisiones tan pronto como lleguen a una conclusión.

Luego, pueden generar una lista de posibles criterios antes de reducirla a los criterios que realmente importan para la decisión en cuestión. Sin criterios conscientes, los equipos se arriesgan a tomar malas decisiones, o ninguna decisión en absoluto.

Riesgo

El pensamiento crítico requiere el análisis del riesgo más allá de los aspectos positivos y negativos. Las personas deben considerar los factores que causan preocupación, temor o renuencia. Hay 11 factores a considerar al evaluar el riesgo:

  1. Desventaja : un mal resultado.
  2. Probabilidad de la desventaja : la probabilidad de alcanzar un mal resultado.
  3. Al revés : el beneficio de la decisión.
  4. Probabilidad del alza : la probabilidad de lograr el resultado deseado.
  5. Miedo a la desventaja : qué miedo tiene el equipo por un resultado negativo.
  6. Capacidad de absorción : cuán fácil o difícil sería absorber o recuperarse de la desventaja si se produjera.
  7. Capacidad de control : cuánto control tiene el equipo sobre la situación.
  8. Necesidad del alza : cuán importante es el alza de la decisión.
  9. Reversibilidad : si la decisión se puede revertir si ocurre la desventaja.
  10. Estrategia de mitigación : cómo minimizar el impacto si se produce el inconveniente.
  11. Métricas preeminentes : una medida para predecir una desventaja con la suficiente antelación para poder prevenirla.

Los criterios de decisión siempre incluyen el riesgo. Al hacer un esfuerzo consciente para evaluar los riesgos, un equipo entenderá dónde se encuentra su incomodidad y tendrá algo que discutir. Decidir es el último paso antes de ejecutar una conclusión. El pensamiento crítico maximiza la probabilidad de que un equipo tome decisiones decisivas y de calidad que produzcan resultados exitosos.

Resumen de pensamiento crítico y sugerencias

Como cualquier habilidad recién aprendida, el pensamiento crítico requiere práctica y disciplina. Las personas deben practicar primero con problemas pequeños y luego aplicarla a un problema en particular.

El paso más importante en el pensamiento crítico es comenzar. Mejorar las habilidades de resolución de problemas y toma de decisiones resultará en un mejor desempeño.

error: Alert: Contenido protegido !!